martes, 25 de enero de 2011

Una novela matemática: El teorema del loro (Denis Guedj)

El teorema del loro del matemático y escritor Denis Guedj es posiblemente mi novela preferida entre las que tienen a las matemáticas como ingrediente fundamental. Aunque su subtítulo (“Novela para aprender matemáticas”) es posible que sirva de repelente para los alérgicos a esta rama del conocimiento, hay que señalar que esa afirmación no es del todo cierta. Quien se sumerja en sus páginas no se va a encontrar con definiciones, proposiciones, teoremas y los consecuentes corolarios: nada de eso. A lo largo de la novela sus protagonistas van realizando un recorrido por la historia de las matemáticas. En él aparecen algunos de sus personajes más notables y con ellos sus vidas (que en algunos casos son totalmente novelescas) y algunos de sus hallazgos más importantes.

Posiblemente lo más flojo de la novela sea su argumento. Éste propone una historia increíble, con algunos giros en la trama excesivamente forzados y un desenlace inverosímil. Sin embargo y paradójicamente esta la parte menos importante del libro. A lo largo de sus más de quinientas páginas es una delicia el amor que éstas rezuman por las matemáticas, así como la visión que aportan sobre su evolución a lo largo de la historia. Tal y como decía el poeta, esta novela es un camino largo, lleno de aventuras y de experiencias, en la que su final es lo menos importante.

El libro se editó inicialmente en 2001 en la colección “Panorama de narrativas” de la Editorial Anagrama. Posteriormente, en 2007, se publicó en la colección de precio reducido “Compactos anagrama”.

En el verano de 2009, regalo de un amigo, se convirtió en mi libro de cabecera. Todavía recuerdo vivamente la nostalgia cuando llegué a su última página.


Pachi Tapiz

El teorema del loro. Novela para aprender matemáticas
Denis Guedj
Editorial Anagrama, Barcelona.
544 páginas.


Con esta entrada intento participar en la X Edición del Carnaval de matemáticas cuyo anfitrión es el blog Francis (th)E-mule


*Actualización 25/11/2012 (Alan Moore)

Por fin apareció el libro por la red. Podeis leerlo también aquí sin más esfuerzos y sin desdeñar, claro, las preclaras aclaraciones del pavo siempre al loro de Jesusete:

 Guedj Denis - El Teorema Del Loro
  

31 comentarios:

  1. Tengo este libro desde hace unos 8 o 9 años y todavía no me he atrevido a leerlo. Últimamente, me lo está recomendando mucha gente y, salvo sorpresa u olvido, lo devoraré en verano, que es cuando hago mis lecturas serias.

    Saludos de un compañero carnavalesco ;)

    ResponderEliminar
  2. Rafalillo: gracias por el comentario. A mí el libro me encantó, como espero que se note según lo que escribo. A ver si también te parece un buen libro. Yo se lo he regalado a alguno de los alumnos de Matemáticas a los que les he dado clase estos últimos años en el Centro Asociado de la UNED en Pamplona, porque me parece un libro fantástico para alguien a quien le gusten las matemáticas. Pero creo que también puede ser interesante para cualquier lector. Me parecen más fascinantes las historias que te cuentan en esa historia, que la historia principal en sí. No sé si se nota que me gusta mucho...
    Como me gusta mucho la idea del Carnaval, que no sólo se ha desinflado (uno de los riesgos), sino que tiene una magnífica salud.
    Un saludo. Nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro. Reconozco que todo lo que huela a matemáticas me echa un poco para atrás. Pero un libro con esa reseña, ese título y esa portada, aunque trate de este tema, no puede ser aburrido. Gracias por la recomendación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me anoto también la recomendación. A mí me encanta comprobar como se puede emplear cualquier rama del saber en la tarea de contar historias. De hecho me gusta leer ensayos más que nada porque siempre encuentro un montón de ideas sugerentes para cuentos que al final nunca escribo. Pero al menos me permiten fantasear con ello.

    Buen aporte, Pachi y feliz martes radiofónico.

    ResponderEliminar
  5. Dama y Alan: si os animáis a leer el libro ya contaréis qué os parece. Espero que no os defraude.

    En cuanto a ensayos estos días estoy leyendo "Anatomía de un instante", y es muy-muy-muy interesante.

    Y ya he terminado con la primera temporada de "The Wire"... ya tengo ganas de empezar con la segunda (gracias a los: Reyes Magos/Presidentes de la República -seleccionese lo que proceda- que me trajeron la serie completa; de momento no he tardado ni veinte días en ver los trece capítulos).

    Y a ver qué tal hoy en el programa, ya contaréis qué os parece lo que sonará hoy. ¿Con qué contenidos nos sorprenderés hoy, por cierto?

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  6. La segunda de The Wire, el puerto, los encallecidos estibadores, el sindicato, polacos e irlandeses... vaya, mi temporada preferida.

    Si no hay cambios de última hora será un programa muy musical. Espero que os guste. Además prometo hablar poco.

    ResponderEliminar
  7. Pachi, me apunto tu interesante recomendación, no conocía la novela. Veo que además de compartir gustos con Billie Holiday, también tenemos en común el gusto por la literatura matemática. Es casi seguro que conocerás este libro que voy a proponer, pero por si acaso no, o por si alguno de los ciudadanos letrinos tampoco, me atrevo a sugerirlo: "El número de oro. I los ritmos - II los ritos.", de Matilda C. Ghyka. Editorial Poseidón. Es una delicia para el pensamiento y los sentidos (si es que el pensamiento no es una prolongación de los sentidos).

    Muy sugerente la versión jazzística del Cascanueces. Me he quedado con ganas de Bach. Recordé, apropósito de tu comentario, una interpretación maravillosa de Bobby Mcferrin de la que dejo enlace:

    http://www.youtube.com/watch?v=slUW5IBVo_8

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Adolfo, me voy a anotar yo la tuya, que no la conocía. A ver si la localizo.
    En cuanto a la música, intento que los temas no superen los cinco minutos. Bach está muy bien, pero la que me habría encantado es la primera parte del primer movimiento del concierto para piano número 2 en Do menor de Rachmaninof, una melodía que me encanta, y muy conocida por cierto. Pero bueno, eso lo dejaremos para otro día, otra temporada. La semana que viene, me parece que va a sonar nuevamente una versión, pero no precisamente ni en plan clásico ni de un tema de música clásica.
    Y voy a ver si voy plegando, aunque vaya usted a saber. Vengo impresionado del cine (por fin me he podido escapar, por fin no me ha tocado ir a ver una de dibujos animados con los enanos) después de ver Balada triste de trompeta de Álex de la Iglesia. Supongo que ya la habréis visto, pero si hay alguien que falta, que no se la pierda. La historia no me ha soltado en ningún momento, la hora y tres cuartos se me ha pasado en un suspiro y me ha gustado mucho la historia. Incluso me he llegado a emocionar.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Interesante y sugerente recomendación Pachi, "El teorema del loro" (de la misma manera que la de Adolfete), a mí, como saben algunos letrinos, me apasionan las matemáticas desde muy pequeño, y sigo con atención tus entradas sobre ellas. Es curioso que uno de los libros que estoy leyendo ahora sea también "Anatomía de un instante", además, como otros insignes letrinos soy un amante empedernido del jazz desde hace bastantes años, por lo cual es estupendo contar en el programa con una sección de esta maravillosa música, y claro si alguien no se ha emocionado con el "Autumn in New York" en versión de Billie Holiday, es mejor que le retiremos de inmediato la palabra... bueno, es un placer comprobar que no estamos tan solos en el mundo.

    ResponderEliminar
  10. No creo que aquí la gente no sea capaz de apreciar un tema tan alucinante como el Autumn in New York (sobre todo esa versión de Holiday), que aclaremos, no tiene nada que ver con la mierda de película de Richard Gere y Winona Ryder... Creo que a la media hora me fuí harto de tanto empalagoseo... grrr.

    Hum y apetece ver esa de Alex de la Iglesia, sobre todo ahora que se ha desvinculado de la academia de cine, que no sé yo, pero me parece que está muy manipulado por nuestra admirada ministra.

    En fin, que aunque no tenga nada que ver una cosa con la otra, al final yo lo mezclo todo por que me sal de por ahí.

    Saludos al lirón careto teatral (aka Jesús Lozano).

    ResponderEliminar
  11. Vaya, Pachi, ya me has descolocado, porque hace poco me dijeron que la película se podía haber llamado perfectamente "Balada triste y aburrida de trompeta", y en cambio ahora tú hablas tan bien de ella... al final tendré que verla para ver quién tiene razón :-)

    Paco, en cuanto a Álex de la Iglesia, no pienso que esté tan manipulado. Es más, ahora que ha anunciado que se marcha, sospecho que aprovechará la gala de los Goya para dar cera. Esperaremos a ver qué pasa...

    Saludos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  12. Dama: mejor que lo que te contemos unos u otros, está el que veas finalmente la película a ver qué te parece a ti. Ayer hablaba con otro amigo y me decía que también le había parecido muy buena película. Pero ya sabes que para gustos los colores.
    Y lo de estar manipulado o no, no lo sé, porque en determinados puestos no es lo que hagas sino lo que se interprete que se supone pretendías hacer. Sin embargo el que fuese el primero que dio el paso de juntar para hablar a creadores e internautas es un tanto para él. Sobre todo porque es algo que debería haber hecho la ministra. Y por otra parte otro tanto, porque ya sabemos que en este país eso de dimitir no se lleva pero para nada.

    Jesús: ya habrás visto que ayer subí una entrada con un vídeo de Billie Holiday. Lo siento, pero es que no me pude resistir.

    ResponderEliminar
  13. No he visto la película, así que no voy a opinar sobre ella (cosa rara en mí, que nunca he dejado que me frene un detalle tan insignificante).

    Lo que sí haré es romper otra lanza en favor de Alex de la Iglesia. Este hombre tuvo su época crítica con respecto a internet y las descargas, pero es cierto que con todo fue capaz de establecer un diálogo con la otra parte, de escucharles e incluso de moderar su posición y de acercarla a las tesís opuestas. El fruto lo comprobamos en su resuelta oposición a la resucitada Ley Sinde y su disposición a dejar el sillón, que como dice Pachi, muy habitual no suele ser por estás tierras. Lo cual a mí me parece verdaderamente admirable.

    ResponderEliminar
  14. hola!
    queria haceros una pregunta..
    tengo que hacer un trabajo sobre este libro y hay 2 preguntas qe no me acuerdo ave si la sabeis y me ayudais!
    ¿cual es el secreto del loro?
    ¿y quienes eran newton y leibniz dentro del libro?
    gracias!

    ResponderEliminar
  15. El secreto del loro es que el tío consuegro del primo carnal de su sobrino a la sazón hijo ilegitimo del cura de su pueblo natal y de una moza de altos vuelos era gay, ¡vah! hoy día nada relevante, y sobre esos dos pavos, Newton y Leibniz, ná de ná, eran unos pardillos que inventaron el cálculo infinitesimal en las horas muertas de sus tediosas y malogradas vidas...

    ResponderEliminar
  16. Hombre, jesusete, hay que decir también que Newton, además del culculo inisestimal, se dio cuenta de que duele un güevo que una manzana se te caiga encima. Desde entonces el personal lee a la sombra de un higuero, de un olmo, o de lo que tú quieras, pero nunca oirás a nadie decir que se va un rato a leer al cobijo de un manzano. Este peazo de hallasgo se lo debemos a Newton, las cosas como son.

    ResponderEliminar
  17. la verda que eso no me sirve de mucho xD
    lo necesito algo mas claro porqe sino la maestra como qeee.. jeje
    graciias

    ResponderEliminar
  18. Mira chico no te apures, la verdad es que no hay secreto ni ná de ná hombre, todo es un camelo del propio loro, el pavo, digo el loro, es un tipo majo que me enseñó a leer la Fenomenología del espíritu de Hegel en lengua vernácula, o sea en alemán del sur chico, es entretenido, digo el loro, es un tío ilustrao y es del Madrid además fan de Benzema, bueno es que el loro es franchute y le tira la patria, y en cuanto a los dos pardillos de Leibniz y Newton ¡Bah! se enredaron en disputas callejeras de quien había sido el primero que había conocido al loro, y ya sabéis el resultado, el loro dijo que él era cartesiano puro y que había sido Giovanni Pico della Mirandola quien lo había encontrado moribundo en las calles de Bolonia con un cartelito que rezaba: "Compasión por un loro neoplatónico disidente de la hipóstasis de la Trinidad", y claro fue acogido por el menda porque Pico no pasaba por eso de que el loro aquél disintiera de manera tan insolente de todo el jaleo del Uno, el alma, la inteligencia y la madre que os parió a todos hijos de puta, y claro tuve que reeducardo en la más estricta tradición aristotélico-tomista, el resto ya lo sabéis, el loro fundó un quilombo filosófico en las Bahamas, si querías enrollarte con las pavas o loras, pues es un lupanar mixto, no te hace falta pasta, únicamente recitar de memoria la Critica de la Razón Pura de Kant o en su defecto Ser y tiempo de Heidegger en 20 minutos, bueno alguno hay que se lo ha aprendido, todo sea por aliviarse los bajos de gratis digo...

    ResponderEliminar
  19. sigoo sin enterarmee de na jajaj

    ResponderEliminar
  20. Anónimo, entre tú y yo, creo que te saldría mejor leer el libro, al menos entenderías más que leyendo a estos cafres.

    ;P

    ResponderEliminar
  21. si pero es qe lo tengo que entregar esta semana y no me da tiempo xD
    tambien me acabo de dar cuenta de qe no e puesto como se llama el libro, se llama el teorema del loro! xD
    intentar contestarme enserioo si lo sabeis !
    graciias

    ResponderEliminar
  22. Venga va, en serio: el loro por lo visto sabe todo el tema, ¿entiendes verdad? pues no seas tan mariposón y atiende a lo que te digo: el loro ha descubierto el lío del sistema, sí, el puto sistema , el sistema tiene un orden aparente , todos creemos que es así, nos viene bien que sea así, así somos más felices ingenuamente pensando que el sistema tiene un orden establecido, y podemos poner en la pirámide cada pavo en su corral, la cosa es que el loro descubrió que no es tal cosa, que es nuestra voluntad instintiva de ver las cosas como queremos que sean la que hace que definitivamente sean así para nosotros, pero chico, y ahí está el melón partido, NO ES ASÍ la pura y puta realidad de la cosa en sí, que claro siendo más puta que pura era normal que nos levantaran la pava, en lo que te digo que el propio loro a instancias de Juan Teófilo Fichte (como gusta llamarlo al propio loro) ya propugnó en secretas reuniones masónicas que el imperativo categórico kantiano era superable por este otro "¡Obra de acuerdo a tu Conciencia!" y claro aquí nos tragamos al sapo de Spinoza porque entonces Dios, vamos Él mismo, ya no sería la natura naturans, sino el ordo ordinans, y ¡arrea! lo corrieron a gorrazos al loro por toda la Rue de Descartes, cosas de la casualidad, en fin chico, yo que tú guardaría bien el secreto porque el loro acabó creyendo después de tanto palo en el costillar que el meollo -léase el supremo órgano- de la filosofía no iba a estar en la razón sino en el sentimiento a la manera en que ya lo pensaron Federico Ernesto Daniel Schleiermacher, claro que el agnosticismo de Jacobi tuvo mucho que ver en todo esto, y desde luego Novalis, Tieck, Schlegel y toda la jarca del Sturm und Drang, yo no sé qué más decirte, la cosa está muy fea, saber la verdad es algo detestable en seres que desean con todo ahínco vivir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco pesado y subido parece que estás Lozano.

      Eliminar
  23. aora me enterao de argo mas!
    pero pa qe lo sepas soii una xikaa xD
    graciias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que seas una chica, leídas tus burradas... No te molestes en responder: «...pero si lo hice a propósito...» (Ups! Deveria dezir: ha proposito...es que yo si soi una chika!)

      Eliminar
  24. Yo creo que deberías leer el libro, u otro libro, porque eso de "soi" me ha dejado algo ciega :D.
    Suerte con tu trabajo.

    ResponderEliminar
  25. gracias excelente aporteparala humanidad gracias sigueadelante

    ResponderEliminar
  26. me explican que tiene que ver el loro ?ES PARA UN TRABAJOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  27. El loro es uno de los participantes en la historia de la novela y es quien le da título al libro, pero realmente la protagonista es la Matemática. No te puedo contar el final por no reventarlo (no sé si se podría calificar como un spoiler literario). De todos modos, a nada que te leas un poco la novela, seguro que eres capaz de deducir cuál es ese teorema del loro. Y hasta ahí puedo escribir... Un saludo.
    Pachi

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.