sábado, 24 de agosto de 2013

Michio Kaku, Stephen Hawking y Carl Sagan: teoría de cuerdas, futorología y visitas extraterrestres (o a la ciencia también se le va la bola)



Michio Kaku, para quienes no lo conozcáis, pasa por ser un físico y divulgador de cierto prestigio; experto en la teoría de cuerdas, se define también  como futurólogo, eso sí, futurólogo serio, que trata de predecir el futuro a la manera científica, como mandan Newton y Einstein. O dicho de otra forma; que es un magnífico espécimen para demostrar que a la ciencia y a los científicos también se les va la perola. Después de todo, son hombres -y mujeres- con sus más íntimas creencias e ideologías, como cualquiera. Por ejemplo, al pavo éste es posible escucharlo en el tubo hablando, adivinen ustedes... ¡de visitas extraterrestres! Y eso que todos sabemos que ese tema -y yo estoy de acuerdo, ojo- tiene poca relevancia real para la ciencia genuína. Mas no sólo es que hable del tema prohibido -¿cómo le habría reprendido el JL de haber estado presente en la grabación?-, es que hay que joderse en qué terminos lo hace. Claro que si se traga enterita la teoría de cuerdas, qué podíamos esperar de él:




Pero echémosle más sal a la herida: aquí tenemos a otro pseudocientífico, de incomprensible prestigio, preguntándose acerca de la cuestión prohibida. Con respuesta inasumible, además: 



"Para mi cerebro matemático, los números mismos demuestran que pensar en alienígenas es algo bastante racional" llega a decir el gachó sin que se le caiga la cara de vergüenza. Supongo que si el JL hubiera estado presente durante la grabación hubiera tirado, iracundo, al pseudocientífico de la silla, y después de patearlo en el suelo, cual vulgar Fedor Emelianenko, le hubiera instado a hablar de temas serios, mismamente de la superioridad moral de la izquierda sobre la derecha, por nombrar sólo el más serio y el más urgente de todos los temas serios. Pero mira, en esto, y aunque rompa los esquemas mentales del JL, voy a darle la razón por encima de la pseudopinión del mismísimo Stephen Hawking: más allá de los aspectos psicológicos, sociológicos o incluso religiosos del asunto, el tema de los extraterrestres tiene poco interés científico. Lo que no quita que se pueda tratar en una conversación entre amigos sin la menor pretensión.

Digo yo.

Pero rematemos bien la entrada: ahí os dejo otro pseudodebate pseudocientifico, donde aparece también el chalado este de la silla, con, oh sorpresa, idéntico tema. Me imagino al JL participando en el debate, con unas cervecitas y un poco de tinto de verano en sangre, para que se suelte con el inglés, resolviendo de un plumazo la cuestión con su legendario argumento urbi et orbi, que lo mismo sirve para todas las conversaciones que para ninguna: "señores, ustedes no tienen ni puta idea de lo que hablan". Fin de la conversación. 

Hala, átale el rabo a esa mosca, Stephen Hawking.



14 comentarios:

  1. Jajaja,muy bueno! Reconozco que también pensé en poner una entrada sobre lo mismo,pero ahora es Alan el que más tiempo libre tiene.

    ResponderEliminar
  2. Stepgen Hawking,sabiamente,advirtió de la necesidad de ocultar o disminuir nuestras señales de radio al espacio, no sea que las captara alguna civilización con la misma mala gaita que la nuestra. Existe también, por otro lado,la actual teoría de que una civilización más avanzada que la nuestra no tiene porqué emitir señales,prueba de ello es que en las últimas décadas, gracias al uso de la informática, la Tierra retransmite menos que antes.

    ResponderEliminar
  3. Por último, y en defensa de J.L,añadiré que nuestro particular debate corralero no se centró en la posibilidad o no de vida inteligente más allá de nuestro Sistema Solar,sino en si merecía la pena o no investigar el fenomeno ovni. Por supuesto,analizandolo como fenómeno social,y ni mucho menos dando por sentada la visita de seres alienígenas, teoría ésta última prácticamente descartada por Alan y por un servidor.

    ResponderEliminar
  4. Como yo lo recuerdo, el debate no se centró en si merece o no la pena inventigar el fenómeno ovni; se centró en si merece la pena siquiera hablar de él. Entre otras cosas, además de por la sempiterna ignorancia de los contertulios, ignorancia que no se niega, por ser un tema sin relación ninguna con la ciencia. Algo que ningún científico serio se dignaría a debatir. Lo cual deja en muy mal lugar a esta pobre gente de la entrada. Sobre todo al de la silla.

    ResponderEliminar
  5. Curiosidades:

    De Fontenelle:
    http://www.archive.org/stream/conversationson00eligoog#page/n8/mode/2up

    De Kant:
    http://records.viu.ca/~johnstoi/kant/kant2e.htm

    De este último texto, un breve pasaje de la traducción de Pedro Merton para Lautaro (1ª edición):

    (Tercera parte, págs 173-174): "¡A qué progreso en el conocimiento no llegará la inteligencia de aquellos seres felices en las superiores esferas del cielo! ¡Qué hermosas consecuencias no tendrá esta iluminación de las inteligencias sobre su calidad mortal! Las comparaciones de la inteligencia, una vez alcanzados los grados necesarios de totalidad y claridad, ofrecen alicientes más vivos que las seducciones sensuales y son capaces de dominarlas a éstas victoriosamente. ¡Con qué esplendor no se pintará la deidad misma que se pinta en todas las criaturas, en aquellos seres razonables que como un mar no removido por las tempestades de las pasiones reciben y reflejan tranquilamente su imagen! No extenderemos estas suposiciones más allá de los límites indicados para un tratado físico y sólo anotaremos una vez más la ya citada analogía que: la perfección del mundo espiritual tanto como la del material, crece y progresa en los planetas, desde Mercurio hasta Saturno, o tal vez, más allá de él (si es que existen más planetas), en una justa graduación en la proporción de sus distancias del Sol."

    Gibraltar español

    ResponderEliminar
  6. Tanto el tema ovni como el de Gibraltar se resolverían de la misma manera...¡A cañonazos!

    ResponderEliminar
  7. Nooooo...una visita al lupanar cosmico mas cercano lo soluciona mas y mejor. AbrazosTrujillanos de un fugitivo letrinero...este mensaje se autodestruirá en...

    ResponderEliminar
  8. Cuando no solo son decenas de miles de testimonios (sí, decenas de miles) en todo el mundo de gente que ha hecho más o menos público su "encuentro" (y no me refiero a contactados de plató con túnica sino a gente normal, pastores, granjeros, abogados, soldados, guardias civiles...), cuando hay miles de atestados policiales y de informes militares (han llegado a ser perseguidos por cazas en diversos países), y cuando hasta astronautas y personal de la MIR juran haberlos visto... Despreciar el tema con un simple "son tonterías" me parece la posición más dogmática y menos científica del mundo. No sé qué es, pero está claro que algo hay, el fenómeno existe (incluso si son alucinaciones y delirios como algunos quieren justificar, habrá que estudiarlo porque entonces es que hay algún tipo de virus que está afectando a gente de todo el planeta y todos los estratos sociales). ¿Eran alucinaciones lo de los 200 pasajeros del vuelo de Iberia que tuvo que aterrizar de emergencia por ser perseguido por un ovni, hecho que incluso provocó una requerimiento de explicación al Gobierno en el Parlamento español en los setenta (en la caja negra no solo quedó grabada toda la conversación entre piloto y torre de control sino que se aprecia una gran luz roja que va pasando de una ventana a otra de la cabina)? ¿Mintieron todos los pasajeros a sus familias, a pesar de que muchos seguramente fueron ridiculizados?
    Hay una cosa que se llama curiosidad científica, y otra que es método científico (veo que hay un fenómeno, lo estudio sin prejuicios y en base a la prueba y error y al conociimento empírico llego a un resultado o conclusión, no prefijada de antemano). Nadie puede asegurar que nos visitan de la estrella equis o desde otro universo o desde una civilización escondida en el centro de la Tierra, o que son restos de Kriptón si se quiere, o que somos nosotros mismos visitándonos desde el futuro, o que es un fenómeno de la naturaleza que aún desconocemos, porque no hay pruebas de nada esto que lo sustenten; del mismo modo que nadie puede decir que el fenómeno ovni no existe, porque está ahí, guste o no guste. Una mente científica, una vez sale de la ignorancia y descubre que el fenómeno es real o puede ser real, investiga el fenómeno movido por la curiosidad científica. Una mente dogmática, como los que quemaban a quien negaba que la Tierra era el centro del universo, simplemente niega el fenómeno a pesar de las evidencias por miedo a que admitirlo pueda quizá llevar a una conclusión que eche abajo su dogma y su concepción de la realidad. Por eso cada vez son más los científicos que rompen el tabú y hablan del fenómeno ovni como una realidad; los dogmáticos simplemente se ríen y dicen que se les va la pelota.

    Un artículo muy interesante, cargado de argumentos y nada subjetivo... Por cierto, Michio Kaku no es que se trague enterita la teoría de cuerdas; es que es uno de los creadores. Uno de los científicos vivos más brillantes. Aunque a mentes sabias y abiertas como las vuestras os parecerá un vejete al que se le va la pinza.

    ResponderEliminar
  9. Indudablemente la cuestión OVNI existe, aunque sea solo como fenómeno sociológico, y tan solí con eso ya es digno de ser estudiado, como cualquier otro fenómeno que requiere ser explicado. Pero me temo que ni este ni ningún otro razonamiento aplacarían las iras dogmáticas del JL ni nos libraría de llevarnos una buena hostia dialéctica. Y Michio Kaku será todo lo brillante que tenga que ser, pero la teoría de cuerdas es pura metafísica. Pero no porque lo diga yo, sino por una mera cuestión de las elemental lógica: el mundo físico es tridimensional; postular la existencia de más dimensiones es ya una cuestión que está más allá de la física, es decir, que es pura metafísica.

    ResponderEliminar
  10. La mayor parte de la Física Teórica es pura especulación y pseudociencia; lo único que ocurre que a este Michio Kaku se le ve más el plumero (véase por ejemplo http://www.kakuofficial.com/merch.html ).

    Empezando por la Teoría de la Relatividad Especial, que incluye disparates físicos como éste:
    “Si entre tú y yo se ha producido un movimiento relativo a velocidad constante, para ti ha transcurrido menos tiempo que para mí, y por ello has envejecido menos que yo, y para mí ha transcurrido menos tiempo que para ti, y por ello he envejecido menos que tú… Y además de estos efectos, yo he experimentado una contracción respecto a ti y tú has experimentado una contracción respecto a mí”.

    La Relatividad y la Física Teórica ha destruido la racionalidad de varias generaciones de estudiantes de Ciencias Físicas. Es así de triste. Einstein no era más que otro charlatán (como Kaku), cuyas absurdas ideas ni siquiera eran del todo originales (pues habían sido expuestas anteriormente por Lorentz, Poincaré y otros). Einstein fue lanzado a la fama mediante una gran campaña en la prensa que ya fue denunciada en su día por Ernst Gehrcke, un físico experimental alemán (véase http://books.google.es/books/about/Die_Massensuggestion_der_Relativit%C3%A4tsth.html?id=-qERPAAACAAJ&redir_esc=y )

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Que atrevida es la ignoracia. Palurdos!

    ResponderEliminar
  12. Michio Kaku, Brian Cox, Brian Greene, Neil deGrasse Tyson y Lisa Randall... Todos juntos interpretando en un vídeo el "Theoretical-Physics Mix":
    https://www.youtube.com/watch?v=BuxFXHircaI

    Expulsad a los mercaderes del templo (de la ciencia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma metafísica presocratica barata a toda máquina.

      Eliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.