domingo, 9 de enero de 2011

Crisis en tierras infinitas

Si eres aficionado al cómic y has entrado en el blog atraído por la posibilidad de encontrar una reseña sobre la obra de Wolfman y Pérez, lo siento mucho, pero el título no era más que una licencia poética. Pero mira, aprovecha y date una vuelta por él, igual encuentras alguna que otra entrada tebeística que tal vez pueda ser de tu agrado y que te mueva a dejar comentarios.

Si eres un inversor audaz y sin escrúpulos que ha entrado en el blog atraído por la posiblidad de encontrar un manual, otro más, de como despojar hasta el infinito a los mercados financieros aprovechando la coyuntura de la crisis, ¡¡¡sal por patas sucia sanguijuela; aquí no eres bien recibido!!! Eso sí, aprovecha para darte una vuelta por él y deja algunos comentarios.

Si eres un ciudadano responsable y preocupado por la situación económica, política y moral que padecemos en la actualidad; que tiene inquietudes, que se preocupa por encontrar el porqué de las cosas y sus posibles soluciones, ¡¡¡enhorabuena, ésta es tu entrada!!! Además también puedes aprovechar para darte una vuelta por el blog y dejar algunos comentarios.

Pues sí, porque ya tenemos disponible el audio de la charla del pasado viernes, con todas las claves y los secretos de la crisis, sus culpables desvelados, su remedios -o la imposibilidad de ellos- puestos al descubierto. El documento sonoro más sorprendente e inquietante por lo menos desde las investigaciones de Bernstein y Woodward.

Nada, disfrutadlo mientras yo le voy dando los últimos retoques y apuntalo los pilares maestros de mi disertación sobre la filosofía toda de Nietzsche (no lo olvidéis, la lectura propuesta es La genealogía de la moral).





Descárgate el archivo aquí

7 comentarios:

  1. Eres u crack, amigo Alan, aunque sea mentira. Joder con el texto propuesto. Tiene mas miga que el Zaratustra.... Jajjaja

    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor no es el texto propuesto, sino el destrozo que le voy a hacer. Pobre Nietzsche, tantas cefaléas para que ahora salga alguien a defender sus contenidos doctrinales.

    ResponderEliminar
  3. Vas a destrozarME la Genealogía? Pr dios, my friend, no lo hagas....

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! Yo que soy una aficionada al cómic, una inversora audaz y sin escrúpulos, pero no una ciudadana responsable y preocupada, no sé qué hago aquí. Está claro que me he equivocado de post...

    Pero bueno, ya que estoy aquí, me atreveré a recordar el texto propuesto. ¿Con cuánto tiempo cuento? Empiezo ya mismo...

    Un saludo nietzscheano

    ResponderEliminar
  5. Desde luego que te has lucido en la selección de tus lecturas. Pero bueno, ¿qué se podía esperar de los aficionados al cómic? Dios, como odio ese pseudoarte de pintamonas y garabatos

    Cambiando de tema, tenemos hasta abril, más o menos para semana santa. A ver que me invento para entonces.

    ResponderEliminar
  6. El cómic... qué razón tienes, ni es arte ni es ná.

    ¿Hasta abril? ¡Ah, tengo tiempo de sobra! La mitad para releerlo y la otra mitad para aprender a escribir su nombre (Niestz... Niezst...Nieszt... Pues eso, para aprender a escribirlo).

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.