domingo, 4 de diciembre de 2016

Leonard y Suzanne


 Va a hacer un mes que falleció el artista canadiense Leonard Cohen, ahora, recuerdo como lo conocimos los miembros del Club de Ajedrez Almendralejo, en el verano del año 1987, tras recibir el encargo de no sé quién... me parece que Joaquín podrá aclarar este punto, o tal vez Adolfo..., el caso, que en un local de la UPAL (universidad popular de Almendralejo), nos pusimos a hacer esa revista, Milio's Magazine, una de esas cosas, que solo ocurren una vez en la vida.

Sí, parece que me voy por los cerros de Úbeda, pero es que la historia es así, allí capitaneando la nave de la Revista, estaba Joaquín, junto a Adolfo, al cual se le añadió Germán, Cruz y este menda, sabiendo como éramos en aquella época, estaba seguro de que no podía salir nada serio, así que encomendé a Diego Frías un artículo de corte ecologista y ríete tú de las conspiraciones de David, Diego ahí se puso apocalíptico y su frase de "Los Perros cibernéticos" pasará a la historia de la literatura.

Creo que todavía tengo alguna revista perdida entre papeles, pero bueno, otra vez me desvío del tema en cuestión; de vez en cuando y para que no falte el despiporre, también aparecía Jesusete, para dar ese toque de seriedad que no se cree ni él. El caso, es que los primeros días, estábamos modositos, después mientras iban llegando artículos y nos poníamos a enmaquetar la revista, nos aburríamos un poco, y había un armario lleno de cosas, encontramos un tocadiscos, y varios discos, una caja de 4 lp's, con artistas variados, allí, el primer tema del primer disco de la cara A, era el Suzanne de Leonard Cohen.

Era algo diferente a todo lo que habíamos oído antes, sobretodo a un melómano de la música clásica como Adolfo, no parecía desencantarle, a Joaquín, que le tiraba más el Jazz, tampoco le desagradaba, Cruz era el del Rock hispano, y Germán no parecía salir de John Denver y Dire Straits, casi que cualquier cosa que empezase por la letra D le gustaba. Yo en  aquella época no sabía ni que era la música.


Como el ser humano, es animal de costumbres, allí nada más llegar al local de maquetación, se ponían siempre los mismos discos, y como no, se comenzaba con Suzanne de Leonard Cohen, así, el lunes, el  martes... Todos los días de la semana, de los meses de julio y agosto, hasta que por fin terminamos el trabajo, después en la imprenta hicieron un trabajo ínfame y estropearon toda nuestra idea general de la revista, la quedaron en algo cutre, menos mal, que aquél verano descubrimos a Leonard Cohen, nos reímos como nunca e hicimos una revista sin tener experiencia, no sé si es un homenaje a Leonard Cohen, o a nuestra juventud perdida hace casi 30 años, pero en cualquier caso, disfrutamos con ello.
¿Aún no te has aburrido lo suficiente?...

viernes, 11 de noviembre de 2016

Ben Webster "Tenderly"

Si hay un instrumento que me gusta en el Jazz, ese es el Saxo Tenor, ya os puse cosas de Coleman Hawkins o Dexter Gordon, pero en mi subconsciente, olvidé al gran Ben Webster.

Benjamín Francis Webster, conocido en el mundo del jazz como, Ben Webster, nació en la  jazzística ciudad de Kansas City, cuna de magníficos saxofonistas, por ejemplo, Charlie Parker. Ben nació  el 27 de marzo de 1909 y su carrera musical comenzó a tomar relieve en la cuerda de saxos de la orquesta de Duke Ellington, en los tiempos del Cotton Club, de Harlem. Allí el propie Duke le compuso un tema "In a Mellotone" el cual le acompañó el resto de su carrera musical. Duke conocía perfectamente el sonido de Ben Webster y su manera de tocar, a él no le interesaba correr mucho ni tocar muchas notas, ni tan siquiera despegar mucha más energía de la necesaria, él sabía tocar dulce, meloso, le salía natural, y ese susurro a mi me encanta, es una manera muy relajante de oír música, y es por eso que os dedico este Tenderly, y así tal vez me anime a publicar cosas en este blog.

 


¿Aún no te has aburrido lo suficiente?...

domingo, 31 de julio de 2016

¿Kate o Cathy?

En la década de los años 70 en el siglo XX, hubo una explosión de grupos, algunos eran muy malos y otros justamente lo contrarios. Era un momento, en el que cualquier joven en compañía de sus amigos, se veía con voluntad para crear su propia música y exponerla al mundo.

Aquí tenemos a Kate Bush, una de esas valientes, que de bien jovencita, y mientras leía el libro Cumbres Borrascosas de Emily Brönte escribió la letra de esta canción, en un momento determinado de la novela, ella que se llama como la protagonista de la novela, se siente atraído por Heathcliff, al que suplica que no le abandone, a pesar de ser un fantasma...

Kate Bush, por lo tanto ya tenía en mente la canción, pero se propuso otra cosa, y es que aprendió ballet, para interpretar así la canción a su peculiar manera, esto, le da un toque más especial y la hace a ella una artista más completa. Por fin, después de todos esos preparativos, y con el apoyo de músicos como Dave Gilmour (Pink Floyd) que fue quien la descubrió, tuvo buenos músicos para hacer un disco, del que este Wuthering Heights se convirtió en un hit en Reino Unido.

Como podréis comprobar, la voz de Kate es muy original, en este disco, deambula por muchos estilos musicales, por lo tanto, es difícil de encasillarla. Es compositora, y sabe tocar el piano, la guitarra, el bajo, el violín y los teclados.

¿Aún no te has aburrido lo suficiente?...

martes, 26 de julio de 2016

Tito Franz

En música clásica, soy muy temeroso, por que apenas le dediqué tiempo, o no tanto como el que se merece, pero dejaremos esto para otra ocasión.

El caso, que mi época de productor en el programa de radio La Casa del Mundo, me tocaba que buscar músicas de fondo para las secciones de ajedrez y poesía. Y semana tras semana, tenía siempre el mismo dilema, qué música le pongo a Miguel Castillo para la poesía de Leopoldo Panero, o la de su preferido León Felipe. Y en la sección de ajedrez, con tantos jugadores soviéticos, se me venían a la mente compositores como Prokofiev, Chaikovsky, pero, tenía yo sienpre algo preconcebido, para estos casos, que la música, fuese muy melódica, que hubiese un violonchelo, o cosas así, y entonces, se me vino la luz, tras muchas búsquedas por el famoso tubo, y redescubrí al maravilloso compositor que es Franz Schubert.

Lo ponía para todo, en la emisora de radio se lo comentaban a Joaquín: "Os gusta Schubert, eh..."


Desde aquél maravilloso día, Schubert pasó a Johannes Brahms, y a Felix Mendehlsson como dos de mi intocables de la música clásica, a menos, que Adolfo me convenza de lo contrario con alguna sugerencia de las suyas...
¿Aún no te has aburrido lo suficiente?...

lunes, 11 de julio de 2016

Incident at Neshabur

A finales de los años 80 me hice con el cassette de Carlos Santana, titulado Abraxas, era una época, en la que solo me interesaba la guitarra eléctrica y claro, Santana, era una de las referencias indiscutibles para eso que yo requería oir, degustar, saborear...

El primer tema: Singing Winds, Crying Beasts, tenía un principio un tanto extraño, había mucho más piano de lo que esperaba, pero también había guitarra, después con más audiciones, empecé a valorar la música de este tema.

Los dos siguientes temas eran más conocidos, así que ya asumí que me gustaba la música pero no era tan especial como yo creí.

Le di la vuelta al cassette y entonces llegué a Incident at Neshabur y he aquí la sorpresa total, un tema que empieza con una gran fuerza, con los dos percusionistas y el batería poniéndole un ritmo desenfrenado y sincronizado con los riffs de Santana. Después pasamos a un solo de teclados, tan sorprendente como maravilloso. Ahora le toca el turno a Santana, donde demuestra su enorme creatividad, primero con intensidad, después con melodía y marcando un ritmo lento. Vuelve a introducirse el teclado en la canción y los percusionistas dan nuevamente un toque especial a la música, Santana nos deleita con un punteo tan sencillo y melódico, que es difícil mejorar ese final.


Ahí estaba, lo que yo andaba buscando.
¿Aún no te has aburrido lo suficiente?...

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.