sábado, 30 de octubre de 2010

Espérame, de Konstantín Simonov

Vuelvo a poner en riesgo la consideración de mi hombría y mi orientación sexual (David, David, que tienes menos sensibilidad poética que Díaz Ferrán), esta vez de la mano de los versos de Simonov; un poema que se dice solían llevar consigo al frente los soldados rusos durante la Segunda Guerra Mundial.


Espérame que volveré.
Sólo que la espera será dura.
Espera cuando te invada la pena, mientras ves la lluvia caer.
Espera cuando los vientos barran la nieve.
Espera en el calor sofocante,
cuando los demás hayan dejado de esperar, olvidando su ayer.
Espera incluso cuando no te lleguen cartas de lejos.
Espera incluso cuando los demás se hayan cansado de esperar.
Espera incluso cuando mi madre e hijo crean que ya no existo,
y cuando los amigos se sienten junto al fuego para brindar por mi memoria.
Espera.
No te apresures a brindar por mi memoria tú también.
Espera, porque volveré desafiando todas las muertes,
y deja que los que no esperan digan que tuve suerte.
Nunca entenderán que en medio de la muerte,
tú, con tu espera, me salvaste.
Sólo tú y yo sabemos cómo sobreviví.
Es porque esperaste, y los otros no.


Espérame, de Konstantín Simonov (visto en El mundo en guerra)


16 comentarios:

  1. Buen poema, la verdad, tranquilo, tu hombría no corre peligro al publicar esto.No obstante:
    ¡No me extraña que los rusos tuvieran tantas bajas,si estaban con poemitas mientras los nazis les disparaban, serán mariposones los tíos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sabes tu de la segunda Guerra Mundial???????, LOS RUSSOS NO PERDIERON NINGUNA GUERRA , PARA QUE LO SEPAS.

      Eliminar
  2. La traducción al español no le puede hace ni sombra al original en ruso, el cual pone incluso la piel de gallina...
    ¿Mariposas los tíos?
    ¡Este poema levantó el ánimo de la nación! Le dio esperanzas a las mujeres que esperaban y les brindó valor a los soldados para que lucharan... En ese momento, me cuentan mis bisabuelos, fue un regalo de Dios la llegada de dicho poema, un poema que levantó el ánimo de la nación.
    Mi bisabuela nunca perdió la fe de que volvería su amado, pero no volvió.
    La espera es algo muy doloroso...

    ResponderEliminar
  3. Es ciertamente un poema muy hermoso, y más si tenemos en cuenta las circunstancias y el contexto en que fue escrito. Lamentablemente para los que no entendemos el ruso no nos queda más que agarrarnos a la traducción, aunque no sea más que un pálido reflejo del original. Si fuera ucranio, bielorruso o kazajo, todavía, pero sinceramente de ruso ni una palabra...

    Gracias por comentar y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Yo, sin embargo, el ruso lo domino a la perfección, pero me gusta hablarlo con los turistas japoneses cuando trabajo de guía en Tanzania,... cosas que tiene el ser cosmopolita.

    ResponderEliminar
  5. El problema de traducir textos del ruso al español es que en el español no hay matices suficientes para poder expresar, ni que sea de una manera pasable, los matices rusos... motivo por el cual, observando dicho poema durante largos años, llegué a la conclusión de que la única manera de transmitir las mismas emociones en español que transmite dicho poema en ruso, lo que hace falta es empezarlo desde 0, haciendo caso omiso del ruso... Y llegó el día en que me sentí capacitada de tal acción. Creo que por aquel entonces yo tenía unos 15 o 16 años cuando cogí un bolígrado y una hoja y me puse a hacer mi versión del poema en la que traduje no las palabras, sino los matices =) Salió bastante más largo, pero era obvio que más corto era irreal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo puedes compartir, por favor? hablo ruso y estoy buscando una traduccion de tan hermoso poema

      Eliminar
  6. Jo, pues sería todo un honor poder leer, incluso poder publicar aquí, tu versión del poema. Seguro que merece mucho la pena. Si te animas, puedes enviarmelo a mi correo: alanmoore1977@hotmail.com

    Personalmente te estaría muy agradecido y de paso podríamos hacerle algo de justicia a Simonov.

    ResponderEliminar
  7. Yo hice una traducción al chino con dos años, si quieres Alan puedo mandártela también, con 4 intente hacer una en castúo pero me sobraban matices y lo dejé; el castellano es lo que tiene que está exento de matices, por eso con 5 años lo traduje al swahili, ¡que manda huevos la de matices que tiene! Lo que tiene ser un avezado políglota...

    ResponderEliminar
  8. Jesús, tú lo que eres es un adelantado a tú tiempo, un genio del Renacimiento inserto en medio de la debacle de la postmodernidad, un incomprendido al que todo el mundo entiende, un compañero del alma y de viajes de tu inseparable lebri, que ya nos lo preavisó con 15 días de antelación.

    Pásame esa traducción al chino, aunque te advierto que si es cantones, vamos bien, pero como sea mandarín...

    ResponderEliminar
  9. Mandarín es el que falo, pero lo hablo igual que lo escribo, logográficamente quiero decir...

    ResponderEliminar
  10. Seguramente nunca una traduccion se iguala a una version original en su idioma nativo, pero creo de lo que se trata es de captar las distintas sensaciones muy profundas quen puede expresar un ser humano en aquellas situaciones, que tan cruel puede ser una espera, tan amargo el pesar....

    ResponderEliminar
  11. La traduccion es espantósamente mala

    ResponderEliminar
  12. ¿porqué no pone nadie a disposición una traducción exacta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie le ha pasado la traducción?

      Eliminar
  13. Yo necesito si es posible la traducción en ruso, mandarla al correo lexis.gonzalez@etecsa.cu Gracias.

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.