miércoles, 29 de agosto de 2012

The League of Extraordinary Gentleman. Century: 1910 y 1969, de Alan Moore y Kevin O´Neill



 1910, ¿un tebeo músical?... ¡Una ópera de papel! No me extraña que los más nos quedemos a cuadros cuando John Macheath, alías Mackie el Navaja -no confundir con el Makinavaja de Ivá, o tal vez sí- ya en el patíbulo y con la soga al cuello rompe a cantar su balada... 

Es cierto que la serie parece más una enciclopedia de literatura fantástica, o de literatura a secas, que un tebeo, y que las copiosas referencias a obras y personajes, que obligan permanentemente a consultar la wikipedia si no se quiere acabar  extravíado, convierten su lectura en un ejercicio extenuante. Pero si se hace el esfuerzo Century resulta  bastante agradecida. En el caso de 1910  el lector interesado hará bien no perdiendo nunca de vista las canciones, personajes y  acontecimientos de La ópera de tres peniques, de Brecht: de esa pieza  se sirve Moore para sostener y organizar la trama del tebeo. Más complicado resulta el caso de 1969. Siguiendo la estrategia de sustitución de la realidad historica  por su equivalente en la ficción literaria, en 1969 la tarea de identificar esos cambios, aun tratandose de una época que por su mayor cercanía en el tiempo debería resultar más reconocible, se torna además de irresistible completamente inabarcable. Son tantos y tan abundantes que uno puede terminar sintiéndose en la piel de Andrew Norton, El Prisionero de Londres,  personaje creado para la ocasión y  cuya principal tarea es la de contemplar y reconocer los referentes literarios en los que se inspira el mundo de The League of... En este sentido no deja de resultar interesante el hallazgo de El Prisionero de Londres. Dotado de la posibilidad de moverse libremente a través del tiempo y  sin embargo obligado a permanecer anclado al espacio de la ciudad,   el personaje vendría a ejercer la función del erudito de la literatura que, procedente de nuestra realidad,  sirve más para orientar y ofrecer pistas al lector del tebeo que a los propios personajes de la Liga, que rara vez le entienden algo.

De ambos volumenes me quedo, en 1910, con la forma sorprendente en que Moore hace casar con sus propias intenciones narrativas el texto de las canciones de Weill, en especial la balada de Jenny la de los piratas, a mi juicio la parte más brillante del tebeo. En cuanto a 1969, cabría destacar la más que sugestiva reinterpretación en clave fantástica que ofrece  de la época hippie, en la que da rienda suelta al lema, ya todo un clásico, de Sexo, Brujería y Rock and Roll.

Sin embargo, y a pesar de los incuestionables aciertos, voy a atreverme a ponerle un pero a la serie. La saturación de personajes y situaciones fantásticas de la que hace gala convierte al  mundo de The League of... en una especie de delirio surrealista de no muy fácil digestión. Es cierto que Moore inventa poco y que todo puede encontrarse en sus correspondientes novelas de origen. Pero lo que hacía de ellos personajes y situaciones extraordinarias es justamente su condición única y excluyente dentro de sus respectivos mundos de ficción. Esta mezcolanza y reiteración hasta el hartazgo de lo maravilloso sólo puede servir para robarles a  cada de uno de ellos gran parte de sus encantos. 

Con todo, Moore sigue siendo mucho Moore.

9 comentarios:

  1. ¿Podrías poner el tebeo? Apetece leerlo.

    Adolfo

    ResponderEliminar
  2. Ten en cuenta que Century es una trilogía compuesta por 1910, 1969 y 2009 de la que sólo han aparecido de momento los dos primeros. Lo digo para que sepas que vas a leer una obra incompleta.

    Ahí tienes una página con enlace para la mula de 1910:

    http://lamansion-crg.net/forum/index.php?showtopic=47024&hl=century

    Aquí lo mismo pero para 1969:

    http://lamansion-crg.net/forum/index.php?showtopic=53698&hl=century

    Y como además Century es el tercer volumen de la serie The league of extraordinary getleman, te dejo página con enlaces de descarga directa para los dos volumenes anteriores de la serie:

    http://howtoarsenio.blogspot.com.es/2010/03/la-liga-de-los-hombres-extraordinarios.html

    Hala, salud y buenas lecturas.

    ResponderEliminar
  3. Te lo agradezco, de veras que sí. Pero no tengo la mula, dejé de cabalgar el mismo día en que me dio por comer manzanas; quién iba a decirme a mí que ambas cosas fuesen incompatibles. En navidades te pediré; ¡no, qué digo!, te rogaré que me pases una copia en el disco duro externo que conoces tan bien.

    Por cierto, sigue asombrándome Alan Moore con sus referencias a clásicos antiguos y contemporáneos de expresiones artísticas tan diversas. El año pasado estuve a punto de incluir en la serie de música clásica a Kurt Weill, pero no por su relación con Brecht sino por mi admiración por su mujer, la cantante Lotte Lenya. No hace demasiado que editaron un cedé con sus éxitos, la mayoría piezas de su marido; muy bonito.

    Me ha sorprendido mucho este artículo, gracias por el hallazgo y por la oportunidad de recordar esta bella música. El tema Mack the Knife, al que ineludiblemente aludes, es uno de los clásicos del jazz, como quedó establecido desde que Louis Armstrong se decidiera a cantarlo.

    Gracias, padre.

    ResponderEliminar
  4. Me faltó decir que existe una versión muy bonita de ese tema con Lotte Lenya y Armstrong; deliciosa.

    Adolfo

    ResponderEliminar
  5. Yo sus veo, endivé tan curtos qui sois. Sus veo cabrones.

    ResponderEliminar
  6. Hace ya un tiempo el Kin propuso para La Casa del Mundo una versión del Mack the Knife que le entusiasmaba especialmente, pero la verdad es que no recuerdo si llegamos a pincharla, y si fue así, en qué programa, y si no fue así, de qué versión se trataba. Estaría bien que él mismo nos la recordara, si es que él mismo se acuerda.

    Tú a callar sherif Camacho, güey pinche pendejo.

    ResponderEliminar
  7. Tiene pinta de ser exigente..., yo tengo la mula activa ahora, así que miraré esos enlaces.

    ¿Como se escucha la música en los comics?

    ResponderEliminar
  8. Hay que pulsar en la esquina superior derecha de cada página y la música comienza a sonar...

    ResponderEliminar
  9. Ah pues el de 1910 me lo he saltado. Así que no entendía apenas el de 1969. Imagino que el barbas aprovechará para homenajear por enésima vez a su adoradísimo Lovecraft.
    Por cierto si os mola la liga muy recomendable también Warren Ellis con 'Planetary' y su etapa de 'Authority'.

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.