domingo, 15 de mayo de 2011

Un pequeño interludio musical: Variaciones Goldberg de verdad

Mientras retomamos fuerzas para volver machaconamente con el tema de las próximas elecciones municipales y autonómicas -una forma como cualquier otra de intentar revitalizar el blog-, voy a hacer un pequeño alto músical que de paso me servirá para saldar un vieja deuda que hace tiempo contrajo el blog. Me refiero a la de pinchar un fragmento de verdad de las Variaciones Goldberg de Bach, aquellas que se vieron aquí tan vilmente usurpadas por un video con goles. Lamentable.

De las distintas piezas que las componen, me quedo con este fragmento que además fue utilizado en el magnífico ánime de
Mamoru Hosoda La chica que saltaba a través del tiempo :





Estamos en paz.

4 comentarios:

  1. Tengo la peli, pero aún no la he visto ¿Recomendable?

    ResponderEliminar
  2. Sí, Ana, sí que lo es. Y a ver si además sirve para relajar también las iras del Adolfo, que en su día nos maldijo una y mil veces por la tropelía del video con goles.

    Joder, Krugius ¿qué si es recomendable? A mí me maravilló. Claro que yo siempre he sentido especial predilección por las historias con saltos temporales, pero de verdad, creo que sus méritos van más allá de eso.

    ResponderEliminar
  3. Ante todo: Excusas mil por estar tanto tiempo sin aparecer por aquí, una pésima conexión a internet y un chiquillo muy poco dormilón tienen la culpa. (Yo nunca, of course).
    Sobre la entrada: Me ha gustado bastante el tema pese a no ser la música clásica muy santo de mi devoción, me posiciono en el mismo bando que Krugius, tengo la peli y todavía no me he decidido
    a verla,a ver si con tu empujón me anime, digooo,animo.

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.