martes, 15 de noviembre de 2011

Tebeos en La Casa del Mundo (V): La gran superproducción, de Jan

Pues nada, que estaba yo pensando que sí, que aquí mucho hablar de tebeos y mucho ponernos esplendidos pero a la hora de la verdad ¿dónde están los tebeos de toda la vida? ¿Dónde están los Mortadelo y Filemón? ¿Dónde los Astérix y Obélix, o los Tintín o los Lucky Luke? Incluso ya puestos, los superhéroes. Porque claro, una cosa es querer reivindicar el tebeo como algo más, en verdad mucho más, que un mero divertimento infantil, y otra es renegar de aquellas maravillosas aventuras con las que muchos prácticamente aprendimos a leer. Así que nada, hoy, en descargo, toca tebeo infantil- juvenil. Y además, entre todos los títulos o personajes posibles, me quedo con mi favorito de siempre: el superhéroe español por antonomasia, el hombre capaz de hacer morder el polvo al Supergrupo apenas con una pregunta -¿quién es el jefe?-, que se las tuvo bien tiesas con todo el panteón de dioses de las diversas mitologías clásicas o que soportó la plaga de los inagotables petisos carambanales: por supuesto me refiero a Jo-Con-Él, alias Juan López Fernández, alias Superlópez, el genial personaje nacido en 1973 a la vera de la retorcida imaginación de Juan López Fernández, alias Jan. Claro, me imagino que habrá quien piense, bah, pero si Superlópez no es más que una burda parodia de Superman. Sí, hombre, sí, pero decidme, ¿cuántos superhéroes, cuántas burdas copias de Superman - y no olvidemos que todos los superhéroes lo son- conocéis que hayan hecho cine de arte y ensayo? Pues Superlópez lo hizo. Y si no me creéis, leeros La gran superproducción… vamos quiero decir que esa es mi recomendación para esta semana.

Os cuento: estamos en 1985; el lugar Barcelona. Llauna SA, la empresa de publicidad donde trabaja Juan López, el alter ego de nuestro héroe, decide dar el salto al negocio del cine y convertirse en Llauna Films. Así que se prepara para rodar, junto a la Carner Bros Tinctures, su primera gran superproducción: Tronak el Karbaro. Y para ello necesitan de todo un elenco de estrellas del celuloide: el famosísimo Brut Kanlaster recién sacado del asilo para la ocasión, la megaestrella americana Valerie Astro, rubia y despendolada ella; el cachas de mentirijillas Miguelito Miguel Gómez y por su puesto el niño Marcelino Vinopan, un macarrilla robacoches recién fugado del correccional. Y todos bajo las órdenes de gran Cecilio Bemille, el aclamado director de “El último mambo en madriz”. Y claro, con esos mimbres, pues ya os podéis imaginar el cesto: a las primeras de cambio el Kanlaster que se nos muere –literalmente - de tanta excitación; la Valerie que se niega a aparecer vestida en la pantalla a no ser que lo exija inexcusablemente el guión -habrase visto semejante país de salvajes-; al Miguelito Miguel Gómez que le da vergüenza emular al Glenn Ford de Gilda y arrearle una galleta como dios manda a la rubia o el niño Marcelino Vinopan que se nos pasa todo el tebeo pidiendo, además en cheli, un cigarrillo.

Por su puesto no se quedarán ahí los problemas de la gran superproducción: el gran Cecilio Bemille, decide mandarlo todo al carajo a mitad de película. Si total lo que él quería era rodar su Macbeth visto por detrás… Pero es que los de la Carner Bros se han echado atrás y el presupuesto ahora asciende, o mejor dicho desciende, a unas… 300 pesetas. Pero bueno, que no panda el cúnico, que siempre nos quedará Superlópez para hacer las veces de director, o de montador, o de especialista de efectos sonoros o de guardaespaldas de la Valerie o de lo que haga falta.

Estamos ante una descacharrante exploración del mundo del cine que no deja títere con cabeza, que se ríe lo mismo de actores que de directores, de guionistas que de críticos, de productores que de periodistas. Vamos, que deja a la altura del betún al Truffaut y su “noche americana”… Y encima con un desenlace que se adelanta casi en 20 años al Woody Allen de Un final made in Hollywood. Toma ya, el cine plagiando al cómic…

Por cierto, ¿alguien sabe que es una script girl?


Super López: La Gran Superproducción (Spanish, CRG) por Umbriel

2 comentarios:

  1. buendia en el espejo16 de noviembre de 2011, 16:55

    este período de mi infancia como que no recuerdo que existera, espero que panda el cunico en mi interior o sí

    ResponderEliminar

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.