lunes, 16 de marzo de 2015

Los cornetistas de jazz

Cuando por el año 2003 me puse a investigar la música Jazz, sus comienzos, los músicos blancos que comenzaron a improvisar sobre cierta base musical, y claro, que son esos los primeros que tuvieron fama, aunque no fuesen los mejores, ya que en esos años cualquiera decía que un músico afro-americano era mejor que un blanco... 

El caso es que me puse a escuchar a Bix Beiderbecke y allí había algo especial, un joven alcohólico que no sabía leer música y que por lo tanto lo echaron de la orquesta de Jean Goldkette a pesar de que tocaba la corneta mejor que nadie allí, pero claro, sin saber cuando tenía que entrar, parar, en fin, que tuvo que buscarse alguien que le enseñase a leer música, y eso ocurrió en 1925 en Chicago, allí coincidio con el ídolo de Lester Young, Frankie Trumbauer y del que aquél se aprendió todos los solos de memoria de Trumbauer; Bix y Tram tuvieron algunos éxitos de forma conjunta en un pequeño grupo, algo atípico en plena época de orquestas de swing, temas como "Singin' the Blues", "I'm Comin' Virginia" y "Way Down Yonder in New Orleans" destacaban por pequeños solos de estos dos músicos, concentrados pero de gran calidad. 

Eso llamó la atención de Paul Whiteman, que reclutó a Bix para su orquesta y allí Bix compuso varios temas inspirados en la música de Claude Debussy, sobre todo el tema standard In a mist, que tocó al piano,algo rarísimo en su carrera musical.


 
Su alcoholismo fue claramente a peor, así que intentaron en dos ocasiones meterlo en un centro de desintoxicación, pero al poco tiempo volvía a caer, ya a los 28 años tuvo un ataque de delirium tremens en su apartamento de Nueva York, y falleció, uno de los mejores músicos de su época que no pudo alargar su carrera como querían los grandes aficionados al jazz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.