martes, 13 de noviembre de 2012

El banquete, la película

«Figúraseme, que hasta ahora los hombres han ignorado enteramente el poder del Amor; porque si lo conociesen, le levantarían templos y altares magníficos, y le ofrecerían suntuosos sacrificios, y nada de esto se hace, aunque sería muy conveniente; porque entre todos los dioses él es el que derrama más beneficios sobre los hombres, como que es su protector y su médico, y los cura, de los males que impiden al género humano llegar a la cumbre de la felicidad. Voy a intentar daros a conocer el poder del Amor, y queda a vuestro cargo enseñar a los demás lo que aprendáis de mí.» 

Platón (El banquete)




Menuda educación tenía el pavo: haciendo peinetas


Hay que ver la de cosas raras que se encuentra uno desperdigadas por la red. Nada menos que El banquete, la película, en donde Sócrates, como era costumbre en él y como si de un Jackie Chan de la Grecia clásica se tratara, se dedica a repartir estopa dialéctica a diestro y sinestro con la excusa del amor. No me extraña que después le ajustasen las cuenta de tan mala manera.

La rareza la firma un viejo conocido del cine patrio, Marco Ferrari, el mismo de El pisito o de El cochecito. Ver, oir y leer para creer:


video


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como no me copies te pego

Reservado todos los derechos a los lectores, que podrán copiar, manipular, alterar y hasta leer todos los textos de este blog. Eso sí, se agradecería que mencionaran de dónde diablos han sacado el juguetito.